¿CUÁNDO LLEGARÁ LA JUSTICIA?

Lucas 18, 1- 8

Estimados amigos:

Hoy celebramos el domingo vigésimo nono del tiempo ordinario. San Lucas en un pasaje de su evangelio dice:“Aunque ni amo a Dios, ni me importan los hombres, dijo el juez injusto, haré justicia a esa viuda para que deje de molestarme. No vaya a terminar pegándome en la cara. - Y el Señor comentó, Fíjense, si este Juez injusto actúa así, Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche? “. [display_podcast]Cuantas veces hemos querido que se nos haga justicia. Pero comprobamos que no solo no nos escuchan, sino que hacen lo contrario a lo que nosotros vemos ser justo. Y esto nos hace tragar momentos desesperantes, en los que gritamos ¡esto es una injusticia! ¡Cómo es posible que me hagan esto a mí! Son los momentos en los que descubrimos que en la vida hay espinas dolorosas, molestas, pero que sin embargo, ellas no pueden ocultar que junto también hay rosas que manifestarán su belleza.

Canto

metal-whistle.jpgDios nos hará justicia. Es una promesa hecha por Él mismo. Por lo tanto, no podemos dudar de ello. Pero, ¿Qué quiere decir esto? ¿Tal vez pensamos que nuestro pedido de justicia tiene que ser atendido inmediatamente como un súper mercado atiende un pedido de compra? Ciertamente que no. Lo que Dios nos pide es que aprendamos a poner nuestra dificultad en sus manos. Y que esta sea la base de nuestra confianza. Saber que nuestro problema, esta en las manos de Dios. Más aún, antes que lo formulemos, Él sabe muy bien las injusticias y dolores que sufrimos, y se identifica con ellas, porque Él las vivió también. Pero, los tiempos, momentos y métodos que Dios tiene para hacernos justicia, son suyos, propios e inesperados. Lo importante es estar convencido que no habrá ninguna injusticia que no quedará saldada por el Señor. Por eso, en los momentos de turbación, recordemos que llegará el día del Señor, cuando comprenderemos que Él es fiel a su promesa, que junto con nosotros estaban sus ángeles que nos ayudaban. En ese día la angustia de la injusticia se transformará en un:  ¡gracias a Dios, porque Él actuó!

Canto

Pero, ¿por qué Dios permite que se comentan injusticias? Más que curar heridas, ¿no sería mejor no tenerlas?      Amigos, no podemos olvidar que el Señor Jesús experimentó las más horribles injusticias, pero fueron estas las que le abrieron el camino hacia la liberación final, hacia el triunfo en donde se hizo la justicia. Y, por eso, El quiere que nosotros también compartamos su experiencia, con incomprensiones, salivazos, desprecios, injusticias de todo género, para que podamos, así, compartir su triunfo, y recibir como El, la justicia de Dios. Si a El le hicieron justicia, a nosotros también se nos hará.  Es como beber de la fuente de Dios el agua de la vida, cuando el alma bebe del Señor el fuego del amor que es la justicia.

Canto

Nuestro Dios es, pues, un Dios de justicia. Él viene a calmar el ansia de libertad, de paz, de justicia que sienten nuestras vidas, y nuestros pueblos, Que aunque parece que tarda, Él hará la justicia a su manera y en el momento oportuno. No olvidemos que somos sus elegidos y estamos siempre en sus manos, más aún en su corazón.

Y ahora viene lo más importante

Y bien amigos, así terminamos nuestra reflexión dominical. Pero ahora viene el momento más importante: tu encuentro personal con el Señor Jesús.Te invito, pues, a tomar el texto del evangelio en tus manos: San Lucas, Capítulo 18, versículos 1 al 8, y trata de escuchar lo que el mismo Señor Jesús, a través de él, te quiere comunicar:Te agradezco muy sinceramente el haber estado con nosotros, y nos encontramos el próximo domingo en esta misma emisora.

5 Responses to “Comentario al Domingo 29º del Tiempo Ordinario - Ciclo “C””

  1. Mabel Martinez says:

    Hola a todos.
    SAN LUCAS 18 V8:
    Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?
    UNA ESPERANZA VIVA: 1 SAN PEDRO. 1V5.
    1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,
    1:4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,
    1:5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.
    HEBREOS 10 V38:
    10:38 Mas el justo vivirá por fe. Y si retrocediere, no agradará a mi alma.
    HEBREOS 11
    11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
    11:2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.
    11:3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.
    Romanos:
    12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
    Deterenomio:
    32:35 Mía es la venganza y la retribución;
    A su tiempo su pie resbalará,
    Porque el día de su aflicción está cercano,
    Y lo que les está preparado se apresura.
    Apocalipsis:
    22:20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
    Isaías:
    52:6 Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.
    52:7 ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sión: ¡Tu Dios reina!
    66:8 ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.
    66:9 Yo que hago dar a luz, ¿no haré nacer? dijo Jehová. Yo que hago engendrar, ¿impediré el nacimiento? dice tu Dios.
    51:5 Cercana está mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; a mí me esperan los de la costa, y en mi brazo ponen su esperanza.
    Dios los ven diga a su Monte Santo de Sión.
    Ven di Sión.
    http://www.taringa.net/posts/info/4303881/se%C3%B1ales-en-los-numeros-de-la-biblia,fin-de-los-tiempos.html

  2. Teresa says:

    Siempre tan amable Padre Javier, le agradezco infinitamente estos hermosos mensajes que siempre me envía, que Dios lo siga iluminando y bendiciendo.
    Dios en su gran sabiduría sabe cuando hacer justicia en nuestras vidas, lo he experimentado a lo largo de mi existencia, nada se queda sin que nuestro señor lo ponga en su sitio en el momento más oportuno.
    un abrazo,
    TERESA

  3. Javier Galdos says:

    Mi querido Tocayo:
    Para opinar sobre las injusticias de esta vida, es necesario reflexionar primero acerca de lo efímera y volátil que es la misma. ¿qué son 50, 60, 70, 80 años? nada más que un soplo. Nuestra vida terrena es tan breve, que me parece casi risible preocuparse por las posibles injusticias que se pueda cometer en contra nuestra.
    Aceptemos la voluntad de Dios, con alegría, con resignación, felicitándonos de sufrir aunque sea una pequeñísima parte de lo que Él sufrió por nosotros, por salvarnos.

    Un fuerte abrazo
    Javier

  4. Guisella says:

    Aun en las cosas que consideramos injustas esta la mano de Dios para hacer que luchemos por nuestras propias metas. Un gran saludo!

  5. Reynaldo Delgado says:

    La justicia de Dios es perfecta, Él llama lo que no es como si fuese, sólo Dios sabe lo que hay en el corazón de cada ser humano y Su Palabra manifiesta la totalidad de Su comprensión. Nuestro Señor también nos dice que dejemos en El toda nuestra ansiedad, pues Él tiene cuidado de nosotros. Por ello todo clamor de justicia es oído por Él, evitemos en todo momento el ejecutar actos que nos puedan hacer perder Su gracia, como la venganza. La oración del Padre Nuestro dada por nuestro señor Jesucristo nos muestra cómo acercarnos ante la presencia de Dios y cómo pedir se haga Su voluntad.

Leave a Reply

Spring Hill College faculty/department/student websites. The Spring Hill College homepage is available at www.shc.edu.

Spring Hill College does not actively monitor the content of this site and claims no responsibility for its content. General information about faculty.shc.edu. The author [ Javier San Martín - jsanmartin, email the site author ] of this web page [ http://faculty.shc.edu/jsanmartin/2010/10/16/%c2%bfcuando-llegara-la-justicia/ ] is solely responsible for the entirety of the content herein.