¿TU COMPROMISO BAUTISMAL, LO CUMPLES?

San Lucas 3, 15 al 16 y 21 al 22

Estimados Amigos,

Bienvenidos a nuestra cita dominical para celebrar juntos el Día del Señor.

Que la paz del Señor sea con todos Ustedes

Hoy la Iglesia celebra LA FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR JESÚS EN EL RÍO JORDÁN, y presenta para nuestra reflexión y comentario un pasaje del evangelista San Lucas.

“El tomó la palabra y dijo: Yo les bautizo con agua pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él les bautizara con Espíritu Santo y fuego. Y en un bautismo general Jesús también se bautizó.”

Estamos asistiendo actualmente en la Iglesia a un hecho magnífico y consolador: la renovación de la conciencia de que somos bautizados.

Porque al haber recibido el Santo Bautismo de muy pequeñitos, nos ha hecho vivir  nuestra vida cristiana de una manera más o menos mecánica. No siempre hemos sido conscientes que el ser bautizados es constituir la cate­goría más alta dentro de la sociedad humana, y esto no por exaltación propia, sino por elección y obra de Dios.

El Bautismo eleva a todos por igual a la dignidad más encumbrada. Un rey francés llevó a su hijo, el príncipe heredero, a la parroquia y pidió el registro de los bautismos y, con él delante, le dijo:

- Mira, esta acta bautismal, en dónde está tu nombre, esta junto con las de los obreros del pueblo. Ellos, ante Dios, tienen igual dignidad que tú y, como tú, son herederos de un Reino inmortal, el Reino de los Cielos. El Bautismo los ha hecho tan grandes como al hijo del Rey de Francia, y tú no eres más grande que esos hijos del pueblo.

¿Pero, quien nos ha llamado para ser bautizados?

Ha sido Dios mismo quien nos ha llamado para ser en medio del mundo, como nos dice el apóstol San Pedro, una raza escogida, un sacerdocio real, una nación santa, miembros del pueblo elegido por Dios para proclamar sus obras maravillosas.

El Evangelio de hoy nos narra la experiencia de Jesús en el día de su bautismo. Todo el pueblo se acercaba a Juan para recibir un bautismo de penitencia. Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, sin ser pecador, se solidariza con el pueblo. Se une a los peca­dores que entran al río, y pide también ser bautizado. Así, Él comunica al agua, desde entonces, el poder de santificar, Él carga con las cul­pas de todos para llevarlas hasta la cruz, en donde recibirá un nuevo bautismo, pero de sangre, que lavará los pecado del mundo entero.

Esta conocida escena del río Jordán se repite continuamente en la Iglesia actual.

El niño sacado de la pila se ha con­vertido en un hijo o una hija de Dios que llena de felicidad al mismo Dios.

Podríamos decir que las Tres Personas de la Santísima Trinidad rivalizan en atenciones y en mimos con ese hijo o esa hija que se han convertido en su orgullo.

El Padre mira al recién nacido con un amor, con un cariño, con una ternura indecibles.

El Hijo, Jesús, lo ha hecho en todo semejante a Sí mismo, miembro de su Cuerpo, ciudadano de su Iglesia, heredero de su Reino. San Pablo dirá gráficamente:

- Los que han sido bautizados en Cristo se han revestido del mismo Cristo.

Es como si nos dijera el Apóstol: Dios ya no les ve a ustedes, porque en ustedes no ve más que a su Hijo Jesús…

El Espíritu Santo, por su parte, como la tierna paloma del Jordán, aletea sobre el bautizado, se posa sobre él, le susurra como un murmullo, lo unge como a Jesús, penetrando todo su ser, lo enciende, lo inflama, le hace arder en el amor a Dios y lo impulsa a ir al mundo para hacer el bien, la voluntad de Dios.

El tomar conciencia de nuestro ser de bautizados es una de las bendiciones de Dios más grandes para nues­tros días.

Hoy se están alcanzando en la sociedad niveles de independencia nunca vistos anteriormente.

Desde el niño revoltoso y el joven soñador, hasta el hombre maduro y la mujer sensata, están descubierto el valor de la dignidad personal, y aún a los niños escuchamos decir:

- Yo soy yo, y mi papá y mi mamá podrán aconsejarme, pero no se impondrán en mis decisiones. Yo soy yo, y mi esposo o mi esposa, que me ama y a quien amo tanto, no me esclavizará jamás. Yo soy yo, y la auto­ridad podrá mandarme, pero me tendrá que respetar siempre…

Así hablamos hoy, y así somos.

El sentido de la dignidad personal se está desarrollando de manera sorprendente. Y esto es un gran bien, con tal que la libertad no se convierta en un libertinaje.

Pero nosotros, bautizados, tenemos conciencia de que nuestra dignidad mayor y nuestra mayor responsabilidad no radica en ser simplemente hombre o mujer, sino en ser seguidores de Cristo, y herederos de un reino, que nos ha dado a la vez la sujeción y la libertad de los hijos de Dios.

¡El Bautismo! Lo recibimos de muy niños. Pero, ¿sabemos vivirlo con la conciencia y la respon­sabilidad de perso­nas mayores?…

Y ahora viene lo más importante

Y BIEN AMIGOS, así terminamos nuestra reflexión dominical. Pero ahora viene lo más importante: tu encuentro personal con el Señor Jesús.

Toma pues, el evangelio en tus manos y escucha lo que el Señor, a través de él, te quiere comunicar: San Lucas, Capítulo 3, versículos del 15 al 16 y del 21 al 22

El Padre Javier San Martín agradece muy sinceramente tu presencia,

y se despide hasta el próximo domingo en esta misma emisora.

18 Responses to “Comentario al Bautismo del Señor en el Jordán - Ciclo “C””

  1. Edith Barber de Valdez says:

    Padre Javier, nuestro buen amigo:
    En mi compromiso como bautizada…me esfuerzo y… deseo cumplir.
    Pero me entristece mi realidad, porque me doy cuenta que a pesar de mis esfuerzos, tan pronto avanzo… ó de pronto retrocedo.
    Que el Señor te bendiga, porque cada domingo, nos haces reflexionar…Un abrazo
    Edith

  2. Paula Figueroa de Santos says:

    Y qué agradable saber que el estimado P. Javier se acuerda de esta salvadoreña, que le envío de carrera a hacer su gestión a Gobernación. Mil bendiciones y que todo le vaya bonito desde donde esté.

    Cuídese mucho. y un gran abrazo desde este paísito de lagos y volcanes

  3. Juan Carlos Escobedo says:

    NO SE A QUE SE REFIERE CON RENOVAR

  4. Cesareo Garcia del Cerro says:

    SÍ, LO CUMPLO Y LO HE RENOVADO CON INMENSA ALEGRÍA. CESÁREO

  5. Bernardo Torres says:

    Gracias padre. Todos los días me estoy esforzando en ser un mejor creyente.
    Gracias por recordarme las cosas a las que me comprometo al recibir el bautismo.
    Hasta pronto.

    BERNARDO TORRES

  6. marujita says:

    QUERIDO JAVIERCITO;
    RESPECTO A LA PREGUNTA QUE ME HACES SOBRE MI BAUTISMO, QUIERO, EN PRIMER LUGAR, DECIRTE QUE AGRADEZCO CON TODA MI ALMA EL QUE MIS PADRES ME BAUTIZARAN APENAS NACÍ Y YO SIGO FIELMENTE EL COMPROMISO QUE MIS PADRINOS HICIERAN ESE DIA EN MI NOMBRE, ES DECIR, CUMPLIR LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS Y DE LA IGLESIA Y DIFUNDIR MI FE EN TODOS LOS LUGARES EN QUE ME ENCUENTRE. IGUALMENTE, HE EDUCADO A MIS HIJOS Y AHORA A MIS NIETOS CON LAS MISMAS CONVICCIONES RELIGIOSAS, LO CUAL ME HACE SENTIR MUY FELIZ. RECIBE UN FUERTE ABRAZO DE MI PARTE.
    MARUJA.

  7. Maria Colon says:

    Gracias Padrecito por su mensaje tan lindo, la verdad que me ha hecho reflexionar mucho acerca del compromiso de haber sido bautizado muy pequeña y que ahora de mayor tengo que tener conciencia de esto. Sus bendiciones especialmente a Haití que ha sufrido este terremoto y a nosotros también. Que Diosito lo cuide y bendiga.
    María Colon

  8. Javier Galdos Ballón says:

    Mi querido Tocayo, Amigo de Toda la Vida:
    Como siempre, leo tus hermosas y sabias reflexiones. Me hacen pensar mucho y siempre termino avergonzado, por no cumplir con Dios como Él espera de mí. Debo recordar y repetir las palabras de Jesús a sus discípulos en el huerto de los olivos: “orad mucho, porque el espíritu está pronto, mas la carne es débil”
    Mi vieja carne es muy débil y a pesar de mis buenas intenciones, sigo fallando en mucho. Reza por mí querido amigo, para que Dios me ayude a ser cada vez mejor y así quizás algún día sea digno de ser Hijo de Dios.
    Gracias amigo mío, hasta la próxima.

  9. Vidal Gutierrez Loayza says:

    Padre Javier:
    San Juan Bautista Bautizo a nuestro Hermano que es Jesús, para que nosotros seamos liberados del pecado pero, como Ud., dice los tiempos están cambiando muy apresuradamente y interesadamente.
    Por ejemplo:
    Los Padres del Bautizado buscan unos padrinos que tengan una buena condición económica para después poder sacar provecho de esto. Para mi, me Parece que el Bautismo en estos tiempos no es como antes porque los padrinos son los segundos padres de la niña(o) para encaminarlo y enseñarle las doctrinas que Nuestro Señor ha dejado para ser buenos cristianos y ser solidarios y caritativos con los demás, claro esta que tiene que haber comunicación entre los padres del bautizado y los padrinos para hacerlos crecer por un buen camino.
    Muchas Gracias Padre Javier por tenerme en cuenta en la Fiesta Dominical que son muy buenas reflexiones y ayuda.
    Saludos.
    Vidal Gutiérrez

  10. BETEL says:

    Estoy muy de acuerdo en que la dignidad mía, como la de todos los bautizados, es FANTÁSTICA. Ser hijos de Dios y que Dios Padre pueda vernos como a su PROPIO HIJO, es una frase tuya, que me queda “caliente” y gozosa en mi interior. Muchas gracias por tus comentarios y hasta la próxima. Unidos en la Eucaristía, que renueva SU presencia. BTL

  11. gloria says:

    MUCHÍSIMAS GRACIAS. TIENE RAZÓN. HAY QUE SER BAUTIZADOS Y MUCHÍSIMAS GRACIAS POR SUS REFLEXIONES

  12. Edgard Belaunde says:

    Estimado Javier:
    Es impresionante el valor y el compromiso del Bautismo. Habiendo recibido este sacramento, automática e inmediatamente pasamos a ser todos hermanos en las mismas condiciones y con las mismas obligaciones, situaciones que muy pocas veces les damos el verdadero peso de lo que esto significa durante nuestras vidas y al final tampoco.
    Al haber sido liberados del pecado de por vida, si cumplimos fielmente con los mandamientos perderemos fácilmente esta bendición sin darnos cuenta mayormente, dependiendo de los valores que hayamos recibido en el hogar y durante nuestra formación educativa.
    Me parece que es muy difícil humanamente hablando conservar las bondades del Bautismo, por las influencias socio-económicas actuales. Es necesario recordar permanentemente el compromiso adquirido por nuestros padres y padrinos en nuestro nombre, para la formación adecuada de cada bautizado durante su vida, siempre teniendo el ejemplo (OJO: que no hay que perderlo) de los padres y padrinos.
    Un fuerte abrazo, Edgard.

  13. EDDY AYROS says:

    PADRE, HOY DIA ME HA DADO CON PALO, DIGO CON UNA PLUMA. LO CIERTO ES QUE LAS COSAS NO VAN BIEN EN MI VIDA. A VECES AVANZO Y OTRA RETROCEDO. Y LO MAS GRAVE ES QUE ME DOY CUENTA EL PORQUÉ, PERO NO ATINO A RETOMAR LA BASE, LA FUENTE, EL CULMEN…
    TENIA UN GRAN AMIGO QUE ESTABA A MI LADO PARA JALARME LAS OREJAS Y LAS COSAS IBAN BIEN, PERO AHORA LO HAN MANDADO DE MISIONERO A LA PATAGONIA Y RETORNARA DE AQUÍ A CINCO AÑOS…UFF!!! ESO ES MUCHO TIEMPO.
    PADRE, ¿CÓMO, SABIENDO QUE COSA ES LO CORRECTO EN MI VIDA, REIMPULSARME A LA COHERENCIA DE MI COMPROMISO?

  14. TULIA PEREZ says:

    P. Javier, que el Espíritu Santo lo bendiga siempre, para que así nos pueda guiar en este largo caminar, hasta alcanzar la vida eterna!!!.Gracias por transmitir esos interrogantes en nuestra fe.????????
    TU COMPROMISO BAUTISMAL LO CUMPLES???
    Padre Javier, por el BAUTISMO recibí el comienzo de una VIDA NUEVA, libre del pecado original, y por los años uno va creciendo sin saber qué es en realidad lo que hemos recibido. Pero DIOS es tan grande y maravilloso que nos reviste de su gracia para acompañarnos en los momentos difíciles y prósperos de nuestras vidas, solo con la madurez espiritual y la responsabilidad como personas adultas tratamos, al menos, de cumplir con este compromiso de ser seguidores de CRISTO, solo con la gracia de Dios y su misericordia que nos ayuda a que seamos mejores compañeros, esposos, padres, hijos, hermanos, amigos, amantes del perdón, de dar amor, de servir sin ser recompensado. Para eso estamos en este mundo, para ayudar y servir. Y para lograrlo hay que pedirle a Dios a nuestro Señor Jesús por nuestra CONVERSIÓN, por mi cambio interior, saber reconocer mis errores, pedir y dar perdón. Todo esto, poco a poco trato de cumplir, con la ayuda de DIOS Y de las de USTEDES especialmente con la ayuda de usted, P. JAVIER, CON SUS ORACIONES. Solo le doy GRACIAS A DIOS A LA VIRGEN MARÍA Y A JESÚS NUESTRO SEÑOR por amarme por darme su bendición y DESEO SERVIRLE CON AMOR POR TODO EL RESTO DE MI VIDA PORQUE !!!!!TE AMO MUCHO JESÚS!!!!!!
    TULIA

  15. Juan Manuel Malaga says:

    Estimado Javier:
    Creo que dentro del Evangelio de Lucas la frase vital es cuando el bautista dice: “Él os bautizara en Espíritu Santo y fuego”. Lo malo es que nos olvidamos que nos bautizaron en Espíritu Santo y fuego; como que nos adormecemos con el transcurrir del tiempo y, a veces, no nos queda nada del Espíritu Santo ni del fuego. Es que son cualidades de las cuales uno debe tener conciencia clara y definida permanentemente, para poder desarrollarlas y ejercitarlas. Si pudiéramos ser así o actuar así, realmente seriamos instrumento de apostolado y evidencia de la gracia del Señor. Pero nos queda el recurso de retomar esta praxis con entusiasmo, gracias a las reflexiones que nos planteas.
    Gracias mil.
    Un fraternal abrazo
    Juan Manuel Málaga

  16. Mariano Sanchez says:

    Padre Javier, gusto de saludarlo, sabiendo la responsabilidad de mis padres que me bautizaron de niño y mis padrinos como testigos de fe, mi nombre quedo inscrito en el acta parroquial, y aquí se cumple una promesa de Jesús a nuestra iglesia, también mi nombre esta atado en el cielo Mt 16;18 (todos los Sacramentos, valga la redundancia) y como hijo de un Rey, tengo la tarea de hacer lo mismo con los hijos que Dios me dio, como bautizado dar a conocer el Evangelio de Jesucristo a los que no lo conocen…gracias Padre por su reflexión…..DIOS lo bendiga.

  17. angello says:

    Padre Manuel, gusto en saludarlo después del bautismo ¿que compromiso tengo?

  18. samantha diaz says:

    me parecio muy interesnte pero yo queria saber sobre el compromiso bautismal ;y no tiene algo un poco mas resumid por a los jovenes que les mandan a averiguar sobre esto les parecera muy largo y aburrido.

Leave a Reply

Spring Hill College faculty/department/student websites. The Spring Hill College homepage is available at www.shc.edu.

Spring Hill College does not actively monitor the content of this site and claims no responsibility for its content. General information about faculty.shc.edu. The author [ Javier San Martín - jsanmartin, email the site author ] of this web page [ http://faculty.shc.edu/jsanmartin/2010/01/09/%c2%bftu-compromiso-bautismal-lo-cumples-c07/ ] is solely responsible for the entirety of the content herein.