¿Comunicas tus problemas o los guardas para ti?

*

San Marcos 10, 46 al 52

Estimados Oyentes, Bienvenidos a nuestro encuentro dominical para celebrar juntos el día del Señor. Hoy, DOMINGO TRIGÉSIMO DEL TIEMPO ORDINARIO, la Iglesia presenta para nuestra reflexión y comentario el capítulo décimo de San Marcos:

“Al oír que pasaba Jesús Nazareno, el ciego Bartimeo empezó a gritar: “Hijo de David, ten compasión de mí”. Muchos le regañaban para que se callara. Pero él gritaba con más fuerza. Jesús, entonces, se detuvo y dijo: Llámenlo. Llamaron al ciego diciéndole: -”ánimo, levántate que el Maestro te llama”.

[display_podcast]

El ciego Bartimeo estaba al pie del camino. Llevaba consigo un problema de años, de muchos años, tal vez de toda su vida. Al pie del camino él pasaba sus días, allí por donde todos pasan y pasan pero ninguno se detiene a ver qué pasa. Porque cada uno va preocupado con sus problemas personales, los negocios que tiene entre manos. Todos pasan pero sin tiempo para detenerse a escuchar la problemática de aquellos que están a la orilla del camino, a escuchar lo que dicen los que viven cada día a día la experiencia de la soledad, de la indiferencia de la gente.

Qué fila tan inmensa de Bartimeos tienen nuestras ciudades. Vivimos en un mundo lleno de gente y de una gran soledad de corazón. Amigo, te pegunto: ¿Cuántos son los que conocen tu problemática, tus miedos, tus angustias, tus ilusiones y amores?Y qué pocos encuentras con quienes sientes la confianza para abrir tu corazón, con su problemática de dolor, de sueños, de esperanzas.

Y esta fue  la experiencia del ciego Bartimeo, que sentado al pie del camino de su vida, esperaba que pasase alguien que se preocupase de su problema. Pero al fin, ese día llegó. Desde su ceguera sintió que la esperanza pasaba cerca de él y se puso a gritar “Hijo de David, ten compasión de mí”. Sentía con plena seguridad que la ocasión esperada había llegado y que no podía dejarla pasar.

Pero, amigos, cuántos hay, lamentablemente, que viven su problema en silencio y no quieren que la gente se entere. Lo viven solos, casi en secreto. Cuántos hay que prefieren sufrir las consecuencias de su problemática antes de manifestarla a los amigos y vecinos. Personas individualistas, cerradas a los demás, que no quieren comunicar sus problemas personales, y cuando se les pregunta: -¿qué tal? ¿Cómo va? Responde la frase obligada: “bien, todo va bien”. ¿Por qué tememos comunicar nuestros problemas? ¡Cristo pasa de tantas maneras y con tantos rostros por nuestro camino!

El ciego Bartimeo, no solo quiso comunicar su problema, sino que decidió gritarlo en alta voz pidiendo la ayuda que urgentemente necesitaba. Comunicar lo que sentimos es comunicarlo a Cristo. Pero, es verdad también, que hay una serie de barreras que nos impiden llegar a poner nuestro problema en el corazón del Señor. El ciego Bartimeo gritaba, pero muchos no querían escucharlo, y más aún querían impedirle que lo haga, lo querían acallar. Porque son incómodos y molestos los gritos de los que piden ayuda.

¿No vemos en nuestra sociedad actual que los grandes, los que controlan los medios de comunicación, no tratan de acallar los gritos de la sociedad que sufre? Se evita presentar las injusticias cuando estas no tienen el adecuado color político. Porque los reclamos son siempre incómodos. Y esto hace que aquel que pide un cambio, que sufre una injusticia, se desanime y desfallezca en su reclamo. Cuantas veces cansados de que nadie nos escuche decidimos: “mejor me callo y no vuelvo a abrir la boca”.

Sin embargo, vemos que el ciego Bartimeo, lejos de callarse, continuaba gritando y gritando con más fuerza. Es verdad que él no expresaba su pedido con formas irrespetuosas o violentas, como podemos observar en cuántas manifestaciones callejeras que presentan sus reclamos con marchas, con consecuencias de heridos y aun muertos. Bartimeo sí gritaba su problemática, no se callaba, necesitaba que la gente, y en concreto Jesucristo, se enterase de su mal y se interesase de él. Pero lo hacía con respeto y humildad, aunque sí, con persistencia. Tenía fe, confiaba que su curación sería posible. Y esta persistencia, a pesar de la prohibición de los que se lo impedían, fue la que hizo que lograra lo que deseaba. El Señor se fijó en él y lo llamó.

Amigos, no desistamos de nuestra súplica, de nuestro grito de ayuda, a pesar de que ésta no venga inmediatamente contestada, o sintamos la represión de nuestro ambiente o de nuestra sociedad que nos impide hacerlo. La súplica insistente, cada vez más acorada, que hacía el ciego es la enseñanza más hermosa de este pasaje evangélico.

El Señor quiere llegar a nuestra vida de manera personal, Él mismo quiere detenerse en nuestro camino para poder escuchar lo que nos esta pasando.

Hoy queremos pedirte Señor, poder tener un Bartimeo dentro de nosotros que logre hacerte detener en tu paso por el camino de nuestra vida.

Y ahora viene lo más importante

Bien amigos, así terminamos esta breve reflexión dominical.

Pero ahora viene el momento más importante: tu encuentro personal con el Señor Jesús.

Toma, pues el evangelio en tus manos, San Marcos, capítulo 10, versículos del 46 al 52 y trata de sentir lo que el Señor te quiere comunicar.

El Padre Javier San Martín agradece muy sinceramente tu presencia,

y me despido hasta el próximo domingo en esta misma emisora.

10 Responses to “Comentario al Domingo 30º Del Tiempo Ordinario - “B””

  1. Evelyn M says:

    Querido Padre, verdaderamente es tan grato leer cada semana sus reflexiones sobre el evangelio.
    Esta lectura de San Marcos, es para aumentar nuestra fe,(”por tu fe te has salvado”) y dejar en las manos de Jesus todos nuestros problemas,nuestras angustias, temores y tambien nuestros suenos, planes y alegrias. No podemos planificar sin pedir al Padre por su bendicion y para que se haga su Santa voluntad. Cuando asi lo hacemos no solo descargamos nuestras ansias sino que estaremos seguros que El cumplira su promesa de que si seguimos sus mandamientos El tambien nos recompensara abundantemente.
    Que Dios le colme de Bendiciones!

  2. Olga Cecilia Bustamante A. says:

    Así como Bartimeo, son muchas las ocasiones que he gritado y suplicado al Señor. El siempre ha estado presente en mi vida y me ha dado respuesta, según su voluntad en el momento que El lo determina.
    Su presencia la he sentido a través de mi familia, mi esposo, mis hijos, mis hermanos, mi madre. Con cada uno de ellos puedo experimentar el amor de Dios y comunicar mis problemas. Para mí la familia ha sido el apoyo, el soporte, el lugar de tristezas y alegrías y doy gracias a Dios por darme mi familia, en la que puedo confiar, reir, crecer, amar, llorar, sentir. Un abrazo fraterno.

  3. Edgardo Belaunde says:

    Estimado Javier:
    El tema que nos ocupa es muy interesante, por lo dificil y complicado que resulta hoy comunicarse entre los miembros de la comunidad, cada uno resuelve sus problemas como puede, sin importarle los problemas de los demás, la vida agitada y las comunicaciones difíciles ( pese a los teléfonos celulares, que en vez de dar soluciones a los problemas crean nuevos y mas complicados). Se están olvidando de Jesús, quien está en espera de escucharnos para ayudar en resolver nuestras dificultades, siendo el único que puede resolver cada cituación y del modo mas adecuado, pareciendo en veces que no es la solución que esperamos.
    En mi calidad de médico estoy obligado a escuchar a los pacientes en todas sus necesidades materiales
    (biológicas) y muchas veces espirituales, para lo cual quisiera estar bien capacitado y ser justo en las soluciones, que es lo mas dificil ya que actualmente lo que hace algún tiempo era considerado malo, actualmente puede ser hasta bueno y lo bueno puede pasar por malo.
    Estamos en una evolución de los conceptos que cada día cambian al antojo de cada uno sin tener una norma, que para mí la estamos perdiendo poco a poco, por no pedir ayuda a la persona indicada.
    Es muy doloroso que en este momento en el Perú, se esté debatiendo la legalidad del aborto, sin considerar las consecuencias posteriores a dar la dación de la Ley respectiva. Se están manejando intereses de sexo y no el derecho a la vida, quieren normar la vida y obviar el derecho de la creación. Otra falacia manejada políticamente y no doctrinariamente como debiera ser. La liberación femenina mal entendida nos está llevando a muchos problemas no muy bien planteados y menos, bien resueltos; nuestro servicio, en ayuda a la comunidad deber ser mas estrecha y sin dirección política o intereses de grupo que solo nos llevan a cometer más errores y mucha veces sin una buena solución humana.
    Los tiempos cambian y con ellos las personas, y aparecen sin solución problemas antigos y nuevos, sin embargo tenemos a quien puede dar soluciones adecuadas si nos entregamos por entero a El (Jesús) sin mayor costo y solamente con la confianza absoluta que resolverá todo en su momento y adecuadamente.
    El viejo dicho de “El consejo aun que sea de un conejo” debe ser proporcionado por una persona suficientemente capacitada y bien intesionada para tener un buen resultado y efectos positivos para el futuro
    Es un gusto siempre comunicarme contigo. Te ruego hacerme llegar con anticipación el tema de la homilía como en esta oportunidad. Un gran abrazo Edgardo.

  4. NOHORA PEDROZO ACUÑA says:

    BUENOS DIAS PADRE JAVIER.

    No hay que temer ni tener pena de pedir a Dios con fe, perseverancia que el lo escucha a uno de que manera y con que fe se lo pedimos.

    Tenemos que abrir nuestro corazon, con nuestros problemas, esperanza.
    no desistamos de nuestra suplica de nuestro grito de ayuda. que el señor nos escuchará… no nos desesperemos….

    gracias

    NOHORA PEDROZO…..

  5. margoth says:

    gracias padre, por tu comentario en la palabra del señor, dios te bendiga y le de cada día sabiduria para llevar la palabara de dios a todos los hogares del mundo: Desde el fondo de mi alma esta hija grita, jesus hijo de david ten piedad de mi “curame de este cancer de seno”. gracias padre que el todopoderoso derrame bendiciones y la reina divina maria lo siga iluminando.

  6. IRIS says:

    gracias padre por esta explicacion tan bella del evangelio ……que Dios lo bendiga

  7. Carlitos says:

    Mientras esperaba su helado, y ya lo saboreaba, Carlitos diviso a un amigo de colegio, años sin verlo, el abrazo de emoción los confundió, noticias y alegrías, platicadas, hasta que entre la conversación exulto lo triste, su amigo había perdido lo mas preciado, lo mas importante, había perdido la Fe….Carlitos lo recordaba de acolito de blanco y azul y hoy casi con soberbia decía soy ateo.
    Días después, Carlitos invito a este amigo y a otro amigo también descreído a desayunar, luego de cotejar recuerdos, Carlitos planteo su tristeza, lo hicieron polvo, escarneciendo la religión, es la peor ceguera, la oscuridad del alma. Uno de los amigos planteo volverse a reunir y Carlitos ha cogido el guante y tendrá que gritar y hablar, pero mientras tanto se fue a misa a pedir, que como al ciego Bartimeo, allí donde hay tinieblas, Dios regrese y haga brillar la luz perdida.

  8. teresa says:

    con mucho cariño padre le envio un saludo de paz y bien y l e agradezco su gentileza de enviarme siempre
    ese bello mensaje del evangelio. Con el tiempo he aprendido a suplicar al señor y a la virgen por todas mis necesidades espirituales y temporales y las de mis seres queridos y quisiera poder tener la valentia de pregonarle a muchas personas que no creen en Dios y la virgen la paz y el amor que siente cuando nos acogemos a su misericordia.

  9. Rosa Maria says:

    ¿Comunicas tus problemas o los guardas para ti?
    Hola Mi querido Padre Javier,
    Me encanto el enfoque de la reflexión. La verdad le cuento que desde muy niña descubrí que quien no comparte su problemática emocional, siempre esta enfermo de algún mal del cuerpo. En alguna etapa de mi vida decidí cerrarme en mi misma y tuve muchos problemas físicos !!!
    La verdad hoy si comparto toda mi problemática tanto física como mental, emocional, y espiritual con alguien más. Ya sea una amiga o alguien de confianza. Se que debo compartir
    Es para mi muy necesario. Hoy se que tengo todo el derecho de confiarle a alguien mi vida. Si se acuerda en una ocasión hasta le escribí a usted para pedirle oración por mi problema de los quistes en mis senos. Recuerdo que me mando su bendición y mi examen fue muy relajado y se podría decir que hasta divino. Recuerdo que casi me quede dormida en el Ultrasonido!
    Gracias, Padre Javier por ser uno de los mas grandes amigos espirituales que Papa Dios me ha enviado me siento muy amada y mimada por Dios cada vez que recibo su reflexión. Le pido a Dios melo continúe bendiciendo y llenando de esa sabiduría divina para que nos siga apoyando en este caminar.
    Le pido una bendición especial deseo hacer la voluntad de mi Padre tengo ahorita una situación un poco incomoda que no se como manejar. Se cuida y reciba un abrazo y mi amor incondicional.
    Con amor conciencia. Rosa María

  10. Juan M. Màlaga says:

    Estimado Javier:
    Definitivamente es difícil comunicar a otras personas, los problemas personales. Aún en la familia, con la esposa, los padres o los hijos. Es que todos andan tan ocupados en sus propios asuntos que a veces no hay forma de que se detengan a escuchar las angustias ajenas. Incluso ahora hay gente que evade saber de problemas, por eso de que hay que traumatizarse lo menos posible y para que voy a cargas con problemas ajenos; suficiente con los propios.
    También es verdad que en este tema, yo soy en individuo más introvertido que puede haber. No me sacan ni con ganzúa los problemas.
    Yo he encontrado mi solución, me voy a una Iglesia en un momento en que no haya ninguna liturgia en curso y allí converso con el Jefe. Le cuento, me desahogo y a veces salgo con una solución que antes no la veía.
    Un fraternal abrazo.
    Juan Manuel

Leave a Reply

Spring Hill College faculty/department/student websites. The Spring Hill College homepage is available at www.shc.edu.

Spring Hill College does not actively monitor the content of this site and claims no responsibility for its content. General information about faculty.shc.edu. The author [ Javier San Martín - jsanmartin, email the site author ] of this web page [ http://faculty.shc.edu/jsanmartin/2009/10/21/domingo-30%c2%ba-del-tiempo-ordinario-b/ ] is solely responsible for the entirety of the content herein.