tfs_obama_inhales1.jpg

  

  

 

El 20 de enero 2009 el pueblo americano ha vivido un momento de extraordinario optimismo, que se ha podido ver reflejado en los rostros de cientos de miles y miles de personas que han sentido un renovado espíritu, una nueva ilusión, un nuevo por qué para vivir. Y esto, de manera muy especial, en la población americana de color, que ha visto lo que sus corazones esperaban, por fin el sueño profético de Martin Luther King Jr. empezaba a hacerse realidad. La conciencia de persona ha emergido y se ha comenzado a valorar lo que esta debajo del color de la piel, sin que ésta sea un obstáculo para apreciar a la persona.

.

.

Sin embargo, luego de estos logros, conviene preguntarse, ¿Qué esperan los americanos del nuevo presidente y de la nueva administración política? El pueblo americano esta viviendo una angustiosa situación económica al ver que su valor más importante, el dinero, esta en peligro, y que el sueño americano se esta desdibujando. Y es por esto, que los ojos de muchos americanos han visto en el presidente Obama al que podrá dar solución a esta inestabilidad económica, y que traerá el bienestar material que esperan.

Pero esto nos produce no poca preocupación al constatar que el mayor valor de gran parte de la población americana sea el bienestar material: buenas casas, buenos vestidos, automóviles, trabajos bien remunerados. Así, el “sueño americano” se presenta como un mundo de bienestar material. En el futuro se dirá de Obama que hizo bien si logró hacer realidad ese sueño, y si no, se dirá que su gobierno no cumplió con las expectativas del pueblo.

Sin embargo, el bienestar material y el dinero no son los valores más importantes de
la vida. Hay otros valores que debemos buscar con mayor urgencia e intensidad, como son, la unión familiar, la educación, el respeto a la persona y a sus decisiones, el amor a Dios,… Y no podemos pensar que la concientización de estos valores este solo a cargo de la Iglesia, y que la competencia única de la administración pública sea atender a los problemas materiales. El mundo en que vivimos exige cada vez más que los líderes políticos sean también impulsores de los valores espirituales,  

Es por esto, que en estos momentos en que el pueblo americano exulta de ilusión, conviene poner bien en claro que el “sueño americano” no puede reducirse solamente a pensar en un mundo con bienestar material, sino en lograr el mundo que Jesucristo soñó, un mundo nuevo, en el que, la paz, la justicia, el amor y la verdad sean sus pilares fundamentales.

Por eso, nuestra súplica constante a Dios y nuestro trabajo personal será para que la mayor aspiración del pueblo americano sea la de lograr la realización del Evangelio, y que la administración política, que esta iniciando su servicio, no limite sus esfuerzos solo a la búsqueda del bienestar material, ciertamente necesario, sino que se comprometa a la construcción del mundo nuevo, que tantas veces soñó Jesucristo para nosotros, y que dejó como legado para que algún día la hiciéramos realidad.

Con un abrazo muy cordial

Javier San Martín S.J.

jsanmartin@shc.edu

3 Responses to “¿Es Obama la Esperanza?”

  1. Christopher J. Viscardi, S.J. says:

    Muy bien y también refleja algo del mensaje del Papa:

    THE HONORABLE BARACK OBAMA
    PRESIDENT OF THE UNITED STATES OF AMERICA
    THE WHITE HOUSE
    WASHINGTON, DC
    On the occasion of your inauguration as the forty-fourth president of the united states of america I offer cordial good wishes, together with the assurance of my prayers that almighty God will grant you unfailing wisdom and strength in the exercise of your high responsibilities. Under your leadership, may the American people continue to find in their impressive religious and political heritage, the spiritual values and ethical principles needed to cooperate in the building of a truly just and free society, marked by respect for the dignity, equality and rights of each of its members, especially the poor, the outcast and those who have no voice. At a time, when so many of our brothers and sisters throughout the world yearn for liberation from the scourge of poverty, hunger and violence. I pray that you will be confirmed in your resolve to promote understanding, cooperation and peace among the nations, so that all may share in the banquet of life which God wills to set for the whole human family (cf. Isaiah 25:6-7). Upon you and your family, and upon all the American people, I willingly invoke the lord’s blessings of joy and peace
    BENEDICTUS PP. XVI

  2. MAXIMILIANO PEDRO ZAPATA VELÁSQUEZ. says:

    SEÑOR PRESIDENTE DE LOS EE.UU.AA.:
    EN CONCRETAS PALABRAS LE DIGO: SI CREO EN USTED Y TENGO FE EN LA VERDAD DE SU CONVICCIÓN DE CAMBIO.
    QUE DIOS LO GUÍE Y CON LA LUZ DE ESPÍRITU SANTO, REALICE LAS BUENAS ACCIONES QUE LA VOLUNTAD DE DIOS LE HA PUESTO EN SU CAMINO.
    UN ABRAZO Y QUE DIOS LO BENDIGA.

    JR. ORBEGOZO N. 534. BREÑA, LIMA, 5. PERÚ.

  3. JOSÉ ANTONIO VARELA says:

    Estimado Padre: Saludos desde Lima, Perú, donde te recordamos… Hemos visto las nuevas medidas de Obama y ya no sabemos en qué pensar… Muy buenos los comentarios, pero ¡sigue escribiendo, por favor!!
    Saludos, José Antonio, periodista

Leave a Reply

Spring Hill College faculty/department/student websites. The Spring Hill College homepage is available at www.shc.edu.

Spring Hill College does not actively monitor the content of this site and claims no responsibility for its content. General information about faculty.shc.edu. The author [ Javier San Martín - jsanmartin, email the site author ] of this web page [ http://faculty.shc.edu/jsanmartin/2009/01/21/la-esperanza-en-obama/ ] is solely responsible for the entirety of the content herein.